“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

28 sept. 2015

Puerto Tarna-Abedular-Montoviu-Ventaniella-Los Llobiles

Fecha: 28-Septiembre-2015
Situación geográfica: Cordillera Cantábrica (Zona de Tarna-Ventaniella)
Itinerario: Puerto de Tarna-Collada las Líneas-Collado Filispardi-Abedular o Filispardi (1816 m)-Collá la Forcada-Montoviu (1755 m)-Mayada la Salguerosa-Monte la Salguerosa-Mayada'l Xerru-Vega de Ventaniella-Mayada'l Xerru-Puerto de Ventaniella-Sierra de Llobiles-Majada la Abedular-Puerto de Tarna
Tipo de ruta: Circular
Desnivel positivo acumulado: 1230 m
Distancia recorrida: 18,4 km

Mapa topográfico del IGN

Perfil de la ruta: 18,4 km
Track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=11219739

Lunes, 28 de septiembre de 2015. Aprovechando la festividad local en Mieres me desplazo hasta el Puerto de Tarna (1490 m), punto de partida de la ruta que tengo programada en esta jornada. En esta ocasión, no me pudo acompañar Alejandro por motivos laborales

Estaciono mi vehículo en un lugar apartado con inmejorables vistas hacia el Remelende

Sobre las 9:45 inicio la ruta yendo por la carretera hacia la vertiente leonesa desviándonos enseguida hacia el NE para coger una buena pista que asciende suavemente

Tras tomar una curva a la izquierda llego a un collado (1509 m)

Atravieso una pequeña mancha de rebollos

Enseguida alcanzo la collada Las Líneas (1538 m), a la que accede por la derecha otra pista con el firme en mal estado. Desde aquí damos vista a un pequeño cordal en el que distinguimos las cumbres del Abedular (o Filispardi), el Cotalbo (o El Porrón) y el Cerro del Quiñón (o El Picón o Cerra de Riosol)

Desde la collada giramos a la izquierda para seguir un sendero que se interna en el brezo

Me encamino hacia el pico Abedular remontando la cuesta y yendo paralelo a la línea divisoria asturleonesa

Siguiendo un marcado sendero pronto alcanzo el colláu Filispardi (o Cotalbo)

Desde este collado observamos la parte alta del Valle del Ponga, donde se emplaza el puerto de Cotalbo, así como un buen número de emblemáticas montañas

Giro a la izquierda para afrontar la corta pero empinada ladera del pico Abedular

Victor M. en el pico Abedular (1816 m), para los leoneses, o Filispardi, para los asturianos

Las vistas desde esta conocida y visitada cima son impresionantes tanto hacia Asturias (Cordal de Ponga, Cordal del Colláu Zorru, Cordal de Arcenorio, etc)...

... como hacia León (Mampodre)

En fuerte desnivel bajo por la ladera septentrional del pico Abedular (o Filispardi) hasta alcanzar la collá La Forcada (1676 m)

Desde dicha collada continúo al Norte para subir en dirección a la peña Montoviu

Recorro la alargada lomera hasta alcanzar la cima de la peña Montoviu que hasta ahora era inédita para mí

Victor M. en el Montoviu (1755 m)

Al Sur, el Abedular (o Filispardi) y tras él asoma el Mampodre

Al Este, entre la espesura del bosque se abren verdes praderías como la Vega de Ventaniella y la mayada La Salguerosa

El día es espléndido para caminar y disfrutar de las hermosas vistas que se abren a mi paso. ¡Cuántas cumbres de renombre se llegan a distinguir! Maciédome, Pierzu, Recuencu, Colláu Zorru, etc

Sigo un sendero por el que bajo directamente desde la cima del Montoviu hasta una camperina, en la línea divisoria entre los concejos de Ponga y Caso

A partir de esa campera giro bruscamente a la derecha para bajar por un sendero en dirección SE teniendo que superar un corto tramo de molestas urcias

El camino me baja hasta una amplia pradería, quizás sea La Teixidiella, por donde discurre un reguerín

Atravieso esta hermosa campera que se encuentra bajo la ladera oriental del Montoviu

Siguiendo un marcado sendero bajo en dirección a la mayada La Salguerosa

Es la primera vez que visito este lugar y quedo fascinado por la belleza de este bello rincón pongueto

Esta mayada cuenta con gran número de chozos, cuadras, cabañas, corros y rediles aunque todas ellos se han arruinado. Eso sí, aún pastan por la zona un buen número de vacas de algún ganadero de Sobrefoz

Desde esta mayada contemplamos al Sur las peñas de Los Llobiles y de Cotalbo...

... también el pico Montoviu

Es la hora de iniciar el descenso por el hermoso y frondoso bosque de La Salguerosa cuyo aprovechamiento y explotación forestal fue importante en el pasado. Aunque el camino es evidente hay que prestar suma atención pues son pocos los jitos que jalonan el mismo y en algunos cruces podemos confundirnos

Siempre yendo hacia el Este abandono por un momento el frondoso bosque de fayas y abedules para entrar en una zona despejada, de terreno encharcado

El camino se vuelve a introducir en la espesura del bosque

Más adelante, al salir a otra zona despejada hemos de girar bruscamente a la izquierda tal y como nos indica un gran jito situado en el centro de la campera

Con rumbo NE, tras superar un corto tramo de espesa vegetación, finalizamos este descenso en el cual atravesamos el monte La Salguerosa para salir a una hondonada donde se asienta la Vega'l Lláu, en las proximidades de la mayada El Xerru


Me aúpo hasta un altozano desde el cual puedo contemplar el esplendoroso monte La Salguerosa por el que ha bajado y parte de la Sierra de Los Llobiles
 
Me encuentro en la parte alta de la Mayada'l Xerru, próxima al camino que va al Puerto de Ventaniella, y que cuenta con varias cabañas, cuerries y veyales

Una de las cabañas de El Xerru

Más abajo, en una hondonada, se encuentran otro conjunto de cabañas de esta preciosa Mayada'l Xerru

Me incorporo a la pista por donde discurre el antiguo camín real del Puerto de Ventaniella, uno de los más importantes pasos de la Cordillera Cantábrica entre Asturias (Ponga) y León (Valdeburón). Con rumbo Oeste, bajo en varias revueltas por la pista en dirección a la Vega de Ventaniella

Enseguida se presenta ante mí un lugar idílico, una joya de la naturaleza, la Vega de Ventaniella

En esta vega se encuentra una Venta (en servicio) que antaño daba albergue a los caminantes que iban o venían de León. El origen del topónimo se remonta a una leyenda que cuenta que el ventero pronunció la famosa frase  «Ni venta ni ella» a tres moros que requerían la entrega de una dama allí refugiada so pena de quemar su venta. Más información en el siguiente enlace que explica fenomenalmente esta pequeña historia: http://www.asturiasnatural.com/articulo-imprimir-980.html

Un poco por debajo de la venta se encuentra la Ermita de Ventaniella, de origen cisterciense, está bajo la advocación de Nuestra Señora de Ventaniella (La Santina), cuya fiesta se celebra el primer sábado de septiembre con una populosa romería

El austero interior de la ermita

Visitada esta hermosa y placentera vega de Ventaniella regreso sobre mis pasos incorporándome de nuevo al camino que sube hasta el puerto

Cruzo de nuevo por la Mayada'l Xerru

Algunas cabañas son de extraordinaria belleza, muy primitivas, con techo de llábanas de piedra

Más arriba, a la izquierda del camino, en una pequeña hondonada, se asienta La Mayaína Carangues

Robusta cabaña en La Mayaína Carangues

Salgo de esta preciosa Mayada'l Xerru enfilando pista arriba con marcado rumbo SE

Atrás dejamos la Vega'l Lláu y la Mayada'l Xerru, parajes de indudable belleza

Avanzo rápidamente por este ancho y buen camino

A mi derecha, bajo el camino, se extiende la alargada Vega los Carros y, sobre ella, se yergue la peñasca El Sierru

Me aproximo al importante Puerto de Ventaniella, divisoria entre Asturias y León

Cruzo el Puerto de Ventaniella (1430 m), dejando atrás a la izquierda una vertical pared caliza

Atravieso una llanada alargada, Campera Llarga, para luego abandonar el camino principal y coger un sendero a la derecha que remonta una cuesta

El sendero bordea la arista del extremo más oriental de la Sierra de Llobiles

Una vez en la línea cumbrera recorreré esta alargada sierra de un extremo a otro que, en este primer tramo, presenta un terreno pedregoso algo engorroso para caminar

Desde mi posición vuelvo a disfrutar de unas vistas fabulosas: Ten, Pileñes y su hermana menor, Les Pandes de Pileñes. ¡Cuánto me gusta este sector de la Cordillera!

Hacia León, doy vista a la majada Burón y a la Vega de Valdosín

Avanzo por la dentada crestería hasta llegar a la cima de El Sierru

Victor M. en El Sierru (1628 m)

Bajo la ladera septentrional de esta cumbre se extiende el Puerto de Ventaniella por el que he pasado anteriormente

Reanudo la marcha por esta cuerda montañosa bajando hasta un collado para luego remontar la cuesta y ascender la Peña Arroyo

Atravieso este collado (1578 m), cuyo nombre desconozco, donde hay un mojón provincial. He de reseñar que tengo algunas dudas con los nombres de esta sierra que espero ir aclarando en el futuro

Tras remontar una empinada cuesta, obsérvese que la caliza da paso a una herbosa ladera, me encamino hacia la cima de la Peña Arroyo

Victor M. en la Peña Arroyo (1675 m), que en el IGN viene nombrada como Llobil Cimero. No sé, a ver si alguien me puede aclarar ésto en el futuro...

Desde esta cumbre diviso con claridad el valle del Ponga con Ventaniella y El Xerru

Me oriento hacia el Oeste para continuar mi andadura por esta atractiva sierra

Estoy caminando por encima de la mayada La Salguerosa

Siguiendo al Oeste, afronto un tramo algo más delicado en el que hay que ir con cuidado pues el desnivel es grande en ambas vertientes

Voy directo hacia otra altiva cumbre caliza, la Peña la Becerrera

Victor M. en la peña La Becerrera (1636 m)

Al SO, contemplamos los picos Cotalbo y Abedular y, en primer plano, un amplio collado (¿collado Llobiles?)

Atrás hemos dejado la Peña Arroyo

Para bajar desde esta abrupta peña caliza tengo que usar las manos pues el desnivel es importante y exige la máxima precaución

Después de cruzar este amplio collado (1587 m) continúo por la senda en dirección Sur

Mientras avanzo por la lomera dirijo la mirada hacia Asturias donde se emplaza el amplio Puerto de Cotalbo

Hacia León se despliega el boscoso Valle de Piedrahita y, más abajo, la vega de Valdosín

El sendero me lleva hasta un nuevo collado (1631 m) (¿Llobil Bajo?), al pie de la espectacular peña caliza del pico Llobiles que tenemos que rodear por la izquierda

De nuevo echo un vistazo hacia Cotalbo y los picos Abedular y Montoviu

Hacia la vertiente leonesa contemplo la parte alta del valle los Lobos donde se asentaba la antigua majada Los Llobiles

Rodeo la peña para, de inmediato, ir directamente hacia la cumbre

Victor M. en el pico Llobiles (1701 m), la cumbre más alta de la sierra homónima

Panorámica hacia tierras ponguetas

Tiro de zoom para contemplar más de cerca la conocida fuente Cotalbo, nacimiento del río Ponga. Como curiosidad comentar que Jovellanos escribió en 1795, "... el río Sella nace en el puerto de Ventaniella (...) y sigue hasta Las Arriondas...", es decir, ubicaba aquí el nacimiento del Sella

Desciendo hasta un collado (1684 m) situado entre este pico Llobiles y el pico Cotalbo

Varias señalizaciones y un mojón provincial jalonan este collado (1684 m) cuyo nombre desconozco (?)

En el collado cojo un sendero que se adentra en tierras leonesas con rumbo SE y que sin perder altura me llevará hasta otro collado situado en el cordal de La Cerra de Riosol

Mientras avanzo por la senda echo la mirada atrás hacia el pico Llobiles

Alcanzo el collado (1685 m) situado bajo la ladera oriental del pico Cotalbo

Desde el collado contemplamos el puerto de La Abedular, con los montes Rusiello y La Sarriella a nuestros pies

Seguiré bajando al SE entre el denso matorral que, en bastantes tramos, dificultará mi avance

Consigo zafarme de las infames urcias al llegar a la Majada Vieja, una pequeña campera

De la Majada Vieja parte un sendero que, sin perder altura, se encamina al Oeste hacia la majada La Abedular

Enseguida llego a la majada La Abedular

En esta majada encontramos restos de algunos chozos

Abandono la majada y continúo adelante

A continuación, alcanzo la collada Las Líneas (1538 m)

Desciendo por una buena pista en varias revueltas

Me incorporo a la carretera por donde continuaré hasta el puerto de Tarna

Sobre las 18:45 h pongo punto final a esta bellísima ruta de 18,4 km y 1230 m de desnivel positivo acumulado. Una excursión que, sin lugar a dudas, os recomiendo por su escasa dificultad y su extraordinaria belleza. Saludos y hasta la próxima