“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

4 feb. 2017

El Valle-La Yana'l Monte-La Sierra'l Pibidal-Cuitu Espines-Valle Columbiello

Fecha: 04-Febrero-2017 
Situación geográfica: Cordal de Ranero (Lena) 
Itinerario: El Valle-La Col.lá-La Rozá-El Quentu Padrún-Cul.lu Pesebre-La Yana'l Monte-La Campa-La Sierra'l Pibidal-Cuitu Espines (1183 m)-El Mayéu Espines-Buscaal-Grupo San Alejandro-Moratinos-El Praón-Ayán-El Valle 
Tipo de ruta: Circular 
Desnivel positivo acumulado: 979 m 
Distancia recorrida: 16,3 km 

Mapa topográfico del IGN

Perfil de la ruta: 16,3 km

Sábado, 4 de febrero de 2017. A veces, lo más próximo es lo más desconocido así que hoy me desplazo hasta la localidad de El Valle (380 m), en el concejo de Lena, para hacer una preciosa ruta por la zona en una jornada gris y con lluvia intermitente

En esta hermosa aldea encontramos algunos ejemplos de arquitectura rural tradicional junto a remozadas casas de segunda residencia además de una fuente-lavadero que data del año 1928

Sobre las 9:25 h me pongo en marcha saliendo del pueblo por una pista hormigonada

El hormigón deja paso a una buena pista de tierra por la que avanzo en dirección Norte en suave ascenso entre los praos de La Borronaona (o La Bornaona), a la izquierda y los de El Posaúriu y La Rigaína, a la derecha

Más arriba, sobrepaso otra cuadra y cabaña en El Posaúriu

La pista bordea un canto para continuar al Este entre Cutu Col.lá, a la izquierda y los extensos praos con cuadra de La Col.lá y Rozá, a la derecha

Desde mi posición la vista hacia El Valle San Feliz, cerrado por las cumbres del picu Ranero y el Cuitu Espines, es magnífica

También disfrutamos, a pesar del mal tiempo, de una buena panorámica hacia Pola de Lena

Al sobrepasar los praos de Rozá la pista gira al SE donde, más adelante, dejamos el camino que sigue en llano hacia Les Fontiques para continuar en ascenso pasando entre las cuadras de El Quentu Padrún, a la izquierda y La Carba, a la derecha

Enseguida llegamos a Cul.lu Pesebre, unas cuantas fincas en alto y en vaguada, empozadas a modo de un gran "pesebre" natural (Xulio Concepción)

Siguiendo la misma dirección nos aproximamos al prau de Pigayerdu

Pigayerdu es un hermoso prao a modo de collada donde aún encontramos restos de una antigua cuadra

Desde Pigayerdu bordeamos La Pena'l Rebol.lín para dar en La Yana'l Monte pasando, en primer lugar, junto a las ruinas de una cuadra pegada a El Praón

La Yana'l Monte es una llamativa explanada que cuenta con una buena cuadra y cabaña. Se trata de la "yana" cimera, bajo la carba, antes del bosque y los pastizales del común (Xulio Concepción)

También cuenta La Yana'l Monte con un bebedero remozado recientemente

Por momentos empieza a llover con mayor intensidad aunque no es suficiente impedimento para continuar adelante. Así pues, abandonamos La Yana'l Monte siguiendo al SO un marcado sendero

Atravesamos el pastizal de La Campa

En La Campa también encontramos las ruinas de una antigua cuadra

Desde La Campa bajamos al mayéu La Rozá

En dicho mayéu se encuentra El Fontán de la Rozá que, también, han arreglado no hace mucho

Desde aquí obtenemos una preciosa panorámica de algunos de los lugares por los que hemos pasado anteriormente: Cul.lu Pesebre, Pigayerdu y La Yana'l Monte

Desde el mayéu La Rozá volvemos atrás para atravesar de nuevo el mayéu de La Campa

Con rumbo Este, seguimos en ascenso cruzando La Campa de Riba

Incorporados a una estrecha senda salimos rectos arriba, entre unos riscos, por La Cuandia'l Pibidal

Subiremos directamente al Cuitu Espines superando los picachos en cadena que se suceden (La Sierra'l Pibidal) y atravesando, uno tras otro, varios mayaínos (o camperinas) en Les Val.lines

Según vamos ascendiendo dejamos a nuestra derecha, al Sur, los canalizos que bajan hacia El Valle Columbiello por el que, posteriormente, descenderé

Poco a poco, siguiendo el estrecho pero marcado sendero, vamos progresando por esta sucesión de picachos y mayaínos de La Sierra'l Pibidal dejando a nuestra izquierda, al Norte, una serie de canalizos con abundantes "fayas" conocidos como Les Val.lines y a nuestra derecha, al Sur, varias canaletas más que bajan a El Valle Columbiello

Al llegar al último mayaín afrontamos, de forma rápida y cómoda, el ascenso directo al Cuitu Espines por su ladera occidental

En la cima del Cuitu Espines, a caballo entre los concejos de Ayer y Lena, se encuentra un buzón montañero y un buen jito de piedras

CUITU ESPINES (1183 m)

Bajando al SE a terrenos del concejo de Ayer, descendemos del Cuitu Espines hacia El Mayéu Espines

Estamos en El Mayéu Espines, amplia explanada donde unas cuantas espineras justifican todavía el nombre, aunque ya no estén en el centro de la pradera. En este punto entronco con la Vía Romana de La Carisa (Camino Real de La Carisa), vía de origen prehistórico que se adentra en Asturias desde la Meseta castellana, atravesando la barrera montañosa de la Cordillera Cantábrica. Es una vía terrena que fue mejorada en el 26 a.C. por el general romano Publio Carisio (de donde procede su nombre). Con una longitud de 42 km, esta vía entra por la Collá Propinde, asciende suave por Las Retuertas, pasa bajo el pico Tres Conceyos, sigue por La Cruz de Fuentes, El Tunelón, La Boya, Busián, La Cava, Collá Potrera, Chixincos, Carraceo, Carabanés..., Carabanzo y Ujo. Muchos tramos originarios fueron sustituidos por una tupida red de pistas ganaderas y mineras que han devaluado este rico patrimonio viario

La lluvia arrecia con fuerza y, además, empieza a hacer bastante frío por lo que, sin más dilación, iniciamos el descenso incorporándonos a otra pista

Durante unos seis kilómetros bajaremos por El Valle Columbiello siguiendo una ancha pista de tierra

Según bajamos dejamos a nuestra derecha el prao con cuadra y cabaña de Bucé y varias trincheras y escombreras de antiguas explotaciones mineras que había por la zona

En solitario, bajo una fina capa de lluvia, pero disfrutando del recorrido y del paisaje bajo al Oeste perdiendo altura vertiginosamente en varias y sucesivas revueltas

No puedo dejar de mirar hacia el otro lado del valle por donde ascendí anteriormente: La Rozá, La Campa, La Sierra'l Pibidal y el Cuitu Espines

Más abajo, a un lado de la pista nos encontramos con una recogida campera (cuyo nombre aún desconozco), ahora abundante en maleza y con abundantes espineras, que cuenta con un par de cuadras totalmente "esborrás"

Siempre al frente el murallón de La Sierra'l Pibidal y el Cuitu Espines

Alcanzamos un rellano ocupado por una hermosa campera denominada Buscaal

Una buena cuadra sobresale en este precioso paraje de Buscaal. Aquí haré un alto en el camino para descansar y comer el "bocata"

Tras el refrigerio sigo bajando por la pista hasta alcanzar esta bifurcación donde cogeré un ramal que sube al SO

En corto y suave ascenso llego a Pandoto, una explanada con una buena cuadra y un bebedero

Después de visitar Pandoto regreso a la pista principal para continuar descendiendo por la misma. A pesar de las huellas en el terreno que ha dejado la explotación de carbón, un laberinto de planos y trincheras y numerosas escombreras, este valle aún posee valores paisajísticos de indudable belleza

Al finalizar el largo descenso por El Valle Columbiello llegamos a la altura de varias construcciones pertenecientes a las minas de carbón del Grupo San Alejandro (transformador, tolvas, polvorín, etc)

Seguimos bajando por la carretera dejando a nuestra izquierda las modernas instalaciones de un polvorín de la UEE (Unión Española de Explosivos). Antes de llegar al pueblo de Columbiello cruzamos el río por un puente de hormigón para pasar a la otra orilla

Por esta pista de tierra continuaremos al Norte sobrepasando un sinfín de praos y cuadras: Moratinos, Cerezaleo, El Praón...

Sin apenas desnivel, avanzamos decididos por el embarrado camino superando varias fincas con cuadras: El Vil.lar, La Fontona, El Picu...

Más adelante, pasamos bajo otra cuadra en La Pumará antes de atravesar La Mata el Pintu y La Reguera d' Ayán para desde allí bajar hasta el pueblo de El Valle

Sobre las 15:30 h ponemos punto final a esta más que interesante ruta de unos 16,3 km de recorrido y 979 m de desnivel positivo acumulado. Desde aquí quiero dar las gracias a Lito, un vecino del pueblo, que ha colaborado conmigo de una forma extraordinaria en la recopilación de los topónimos. Sin su ayuda nada sería lo mismo, pues al comienzo de la ruta desconocía la mayoría de los nombres y fue gracias a Lito que pude ir ubicando poco a poco los nombres en el mapa. ¡Que sería de nosotros sin la ayuda inestimable de esta amable gente! Nunca estaremos lo suficientemente agradecidos. Saludos y hasta la próxima