“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

27 sept. 2016

Puebla de Lillo-Aparejo Grande-Maón-Rebueno-La Mojonerina

Fecha: 27-Septiembre-2016
Situación geográfica: Alto Porma (LEÓN)
Itinerario: Puebla de Lillo-La Patina-Vega Ternillo-Cdo. Barbadillo-Las Lomas-Aparejo Grande-Aparejo Pequeño-Cdo. Ferreras-Pico Maón-Cda. Tolibia-Rebueno-La Mojonerina-Las Colladas-Majada de Campomuelle-Jovaqueros-Fombea-Ermita de Pegarúas-Valle de Celorno-Puebla de Lillo
Tipo de ruta: Circular
Desnivel positivo acumulado: 1384 m
Distancia recorrida: 28,3 km

Mapa topográfico del IGN

Perfil de la ruta: 28,3 km

Martes, 27 de septiembre de 2016. En esta ocasión, me desplazo hasta la localidad leonesa de Puebla de Lillo (1144 m), en la comarca del Alto Porma, para hacer una larga ruta en la que hollaré algunas de las cumbres más conocidas de la zona

Sobre las 8:30 h inicio la ruta pasando por un puente que cruza el río Silván, tributario del río Porma

Al salir del pueblo nos encontramos con esta bifurcación: a la derecha, discurre la senda del "Valle de Celorno" (por la que regresaremos a la vuelta) y a la izquierda, el PR LE-28 "Senda de La Cervatina" que será por donde seguiremos tras cruzar el río Celorno por el Puente del Camino Alto

Continuamos por la pista con rumbo Oeste yendo paralelos al río y a los praos de Celorno

Más adelante, la pista va en suave ascenso mientras observamos el omnipresente Susarón y la peña El Piñuelo y, entre ambas, La Canalona, una corta pero empinada canal por donde discurre la vía normal de ascenso al Susarón

La pista sigue paralela a los praos de La Patina

Más adelante, paramos a refrescarnos en la Fuente del Obispo

De nuevo llegamos a otra encrucijada debiendo tomar el camino de la izquierda

Giramos al Sur para continuar en suave ascenso hasta alcanzar la Vega Ternillo

Luego giramos al SE para seguir ascendiendo por un hermoso hayedo

Al salir del bosque alcanzamos la collada Barbadillo (1468 m)

Nos acercarnos a una torreta de vigilancia dando vista al prominente pico Susarón

Iremos al Oeste en dirección al Aparejo Grande avanzando por Las Lomas

Superamos un par de camperas antes de iniciar el ascenso al Aparejo Grande

Después de un cómodo ascenso superamos un primer resalte para luego avanzar hacia la cima del Aparejo Grande

APAREJO GRANDE (1738 m)

Al Oeste, contemplamos los picos Aparejo Pequeño y Maón que, más tarde, hollaré

Desciendo al NO hacia una campera (¿el Prao las Casas?)

Luego alcanzaré fácilmente la aplanada cima de la peña Aparejo Pequeño

APAREJO PEQUEÑO (1704 m)

Panorámica al Este: Susarón y Aparejo Grande

Nos espera un descenso vertiginoso hasta el collado Ferreras para, a continuación, acometer una larga y pronunciada ascensión al pico Maón

El collado Ferreras (1504 m) constituye una divisoria entre los terrenos de Puebla de Lillo y Rucayo

Desde el collado Ferreras iniciamos el fuerte ascenso hasta la cima del pico Maón

Subimos pegados a la alambrera teniendo que superar un molesto tramo de escobas

Después afrontamos la empinada ladera pedregosa por la que progresamos en varias revueltas

Al alcanzar la cresta rocosa disfrutamos de un paisaje de excepcional belleza hacia el Alto Porma

También sobresalen renombradas montañas de la comarca del Curueño

Continúo hacia otra cota del pico Maón donde está situado el buzón de cumbres

PICO MAÓN (1826 m)

Panorámica al NE: Morala, Los Fueyos, La Mojonerina, Rebueno, Cuerna y Redondo

Desde el pico Maón bajamos al NO llegando a la collada Tolibia (1744 m)

Luego continuamos al NO por una ancha pista

Más adelante, abandonamos la pista para continuar por la línea cumbrera en la que alternan matas de piornos y terreno pedregoso

Tres cotas pedregosas casi a la misma altura constituyen la cima del pico Rebueno aunque la de mayor altura es la que se encuentra más al NO

REBUENO (1929 m)

Los Fueyos y La Mojonerina vistos desde el pico Rebueno

Al Norte damos vista al extenso pastizal de Las Colladas y a la majada de Campomuelle que, posteriormente, visitaremos

Reanudamos la marcha dejando atrás este hermosa cima

Nos dirigimos hacia La Mojonerina, la cota más elevada de esta sierra aunque no la más atractiva pues no deja de ser una gran loma

De forma cómoda y en poco tiempo alcanzamos la redondeada cima de La Mojonerina

LA MOJONERINA (1945 m)

Al Oeste, hacia la comarca del Curueño, damos vista al pueblo de Villaverde de la Cuerna

Al reanudar la marcha giramos al Norte para continuar avanzando por la arista

Atrás dejamos los picos Rebueno y La Mojonerina mientras bajamos a buen ritmo

Tras pasar por La Portilla, el Canto Salguero y la Loma de Rabogato alcanzamos un collado (1847 m), donde abandonaremos la línea cumbrera e iniciaremos el descenso con rumbo Este

Descendemos por este vallejo hasta los extensos pastizales de Las Colladas

En nuestro descenso encontramos las ruinas de un antiguo chozo de pastores

Salimos del estrecho valle para salir a campo abierto

Antes de culminar el descenso nos encontramos con, al menos, una docena de jabalíes campando a sus anchas por la zona

Atravesamos los extensos pastizales de Las Colladas donde siempre hay presencia de un buen número de cabezas de ganado

A continuación, bajaremos paralelos a un arroyo, superando algunos tramos de espesa maleza, hasta alcanzar una pista

Giramos en dirección Norte para alcanzar la hermosísima majada de Campomuelle, un lugar de referencia en la zona que os recomiendo visitar

Cuenta esta majada con una buena fuente-bebedero

También dispone de un precioso refugio que se conserva en magnífico estado tanto exterior como interiormente. Aquí haremos un alto para comer y descansar un rato...

En esta antaño importante majada encontramos restos de varios chozos de pastores y corrales para las ovejas

Tras un merecido descanso reanudamos la marcha yendo al Este bajando por el hayedo en varias revueltas

Mientras bajamos tenemos la oportunidad de disfrutar de magníficas vistas como ésta donde podemos obsevar el espeso hayedo que cubre las ladera de la peña Ustre

El descenso se hace bastante largo pues la pista baja en varias revueltas entre el hayedo

Al salir del hayedo llegamos al fondo del valle alcanzando el cruce de Jovaqueros

En Jovaqueros se encuentras varios praos muriados y un tendejón para el ganado

Más adelante, continuamos paralelos a los praos de Fombea donde aún permanecen las ruinas de un antiguo caserío

Nos acercamos hasta la fuente Fombea

La pista gira lentamente al NE cuando llegamos a una encrucijada donde cogeremos el ramal de la izquierda que se dirige hacia la ermita de Pegarúas

Muy hermosa esta pequeña ermita de Pegarúas, que data del s. XIV, cuya romería se celebra el 12 de agosto

Interior de la ermita

De regreso a la pista nos aproximamos al Área Recreativa de Pegarúas

A continuación, abandonamos la pista principal para coger un desvío a la derecha que remonta una cuesta al SE

Sobrepasamos la laguna Lagüezo, que suele estar seca en esta época del año

A continuación, nos adentramos en el espectacular Valle de Celorno. Por cierto, debo felicitar a la Junta Vecinal de Puebla de Lillo por los trabajos de recuperación, mantenimiento y señalización de esta senda forestal

Bajamos paralelos al río Celorno en el que encontramos un profundo pozo conocido, según nos dijeron en el pueblo, como El Pozo Azul

Más abajo, la senda discurre pegada a una vertical pared caliza donde han puesto un par de puentecillos de chapa

Al salir del bosque desembocamos en la senda accesible "Valle de Celorno", un apacible camino que discurre paralelo a los extensos y llanos praos de Celorno

Con los últimos rayos de sol de la tarde aparece deslumbrante la enorme mole caliza del Susarón que contrasta con el verdor de los pastizales de la vega

Nos acercamos a Puebla de Lillo donde, entre su patrimonio, destaca el Torreón (s. XIV) que fue torre de vigilancia, cárcel y ayuntamiento

Sobre las 19 h ponemos punto final a esta atractiva e intensa ruta por el Alto Porma de unos 28,3 km de recorrido y 1384 m de desnivel positivo acumulado. En Puebla de Lillo tuve la oportunidad de hablar con Robustiano, un vecino que conoce bien el territorio y que, amablemente, me facilitó varios nombres que he incorporado al reportaje. Esperando que sea de vuestro interés el reportaje me despido hasta la próxima aventura. Saludos