“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

22 may. 2010

Tres Provincias-Las Orpiñas

Fecha: 22-Mayo-2010
Situación Geográfica: Macizo de Fuentes Carrionas-Las Orpiñas
Punto de partida: Llánaves de la Reina (León)
Punto de llegada: Portilla de la Reina
Tipo de ruta: Travesía

Mapa de la ruta. Salida desde Llánaves de la Reina para realizar una circular hasta Portilla de la Reina pasando por la Sierra de Orpiñas

En un día espléndido, comenzamos la ruta Lázaro, Raúl, Chema y Victor M. junto al resto del G.M. Ultra (Aller)

Enseguida contemplamos la sierra de Orpiñas, uno de nuestros objetivos

Más vistas de la sierra de Orpiñas

Panorámica de la sierra de Orpiñas

Caminamos por la pista atravesando el valle del Naranco viendo al frente el collado del Robadoiro hasta donde vamos a subir posteriormente

Seguimos a través de la hermosa vega del Naranco y ya contemplamos las primeras estribaciones de las Fuentes Carrionas

Sierra de Orpiñas y Vega del Naranco

Sierra de Orpiñas y Vega del Naranco

Panorámica de la sierra de Orpiñas

Refugio de Tajahierro

Vega del Naranco y, al fondo, el Boquerón de Bobias por donde pasarán la mayoría de los componentes del Grupo

Nosotros decidimos, finalmente, acometer la subida al Collado del Robadoiro para, desde allí, ascender el pico Altares y dirigirnos al Tres Provincias y a Peña Prieta

Durante el trayecto de subida nos encontramos con varios neveros

En la subida echamos un vistazo a la sierra de Orpiñas, la cual visitaremos más tarde

Por fin, llegamos al amplio Collado del Robadoiro

Un servidor, Victor M., en el collado del Robadoiro con Peña Prieta al fondo.

Panorámica de Peña Prieta y de los Altos de Cubil del Can

Desde aquí vemos todo lo que hemos ascendido con el Coriscao y los Picos de Europa al fondo. Verdaderamente, un lujo las vistas que se contemplan desde estas alturas

Peña Prieta

Irina, Pedro y Jesús prosiguen tras nuestros pasos

La ascensión al pico Altares hay que hacerla con cuidado pues la nieve está bastante blanda

Magnífica vista de Peña Prieta y sus cumbres hermanas

Vista hacia el Tres Provincias desde el pico Altares

En el pico Altares

Bien escoltado por la Peña Prieta

La subida se me está haciendo larga y contemplo a lo lejos a Raúl, Chema y Lázaro

El Tres Provincias está a nuestro alcance

Chema, Victor M., Lázaro y Raúl en el pico Tres Provincias (2496 m)

Desde el pico Tres Provincias las vistas son inmejorables, aturde tanta belleza. Aquí podemos contemplar, entre otros, el magnífico Curavacas, en plena montaña palentina

Por supuesto, no podía faltar una foto del famoso Espigüete, magnífica mole caliza

Vistas hacia el Cuartas y el Murcia

Panorámica del Espigüete, Murcia y Cuartas

Desde el Tres Provincias vemos Peña Prieta, perteneciente a Cantabria, y su cima sur, la Peña del Infierno, considerada el punto más alto de la provincia de Palencia en detrimento del Curavacas

Raúl, Lázaro y Chema fueron hacia Peña Prieta, luego les siguió Pedro y yo preferí esperar descansando un poco junto a Irina y Jesús pues quería guardar fuerzas para acometer la subida a la sierra de Orpiñas que desde aquí observamos

Una vez reagrupados todos, iniciamos el descenso hacia el valle de Lechada y en dirección al Boquerón de Bobias

Volvemos a contemplar la sierra de Orpiñas.

Llegamos al valle de Lechada, Raúl, Chema, Lázaro y Victor M. acometemos la subida a las Orpiñas.

Empezamos el ascenso en el Boquerón de Bobias

Vista del valle del Naranco por el que pasamos por la mañana

Echando la vista atrás contemplamos el precioso paisaje del que venimos

Ya en las Orpiñas visualizamos el valle de Lechada que conduce hacia Portilla de la Reina

La primera cota que alcanzamos en la sierra es El Abacedo (2016 m)

Las Orpiñas son un continuo sube y baja

Raúl y Victor M. en el Coto Redondo (2063 m)

Posando en el Ramalín (2076 m)

Raúl y Victor M. en La Calar (2108 m)

Dirigiendo la mirada hacia atrás vemos lo ya recorrido

Enfrente tenemos el famoso pico Coriscao y las estribaciones del puerto de San Glorio

Antes de descender la sierra echamos un último vistazo al Espigüete. El día ha sido durísimo y el cansancio hace mella en casi todos